+
En Hoga la isla color rosa comemos langosta blanca día por medio.

¡ Hoga ! Volveremos...


Imposible olvidar a Hoga

  • Comiendo langosta blanca

En HOGA la isla color rosa comemos langosta blanca día por medio.

El pescado es delicioso y fresco. No lo preparan picante como en otras partes de Indonesia, Como en Pulau Weh por ejemplo. Cuando el menú es más pobre, nos tocó comer atún fresco.

Aves

Hay avecitas de plumajes de coloridos brillantes, loritos rojos y verdes, como los loros de los cuentos infantiles.

Lagartos monitores de todos tamaños. Los más largos de más de 2 metros. Asustan porque no hacen ruido, sólo crujen las hojas secas cuando ellos se acercan, van tranquilos, sin asustarse de nosotros...

El "malaré", un ave gallinacea entre gallina y perdiz muy escasa en el planeta tierra, es autóctona de Hoga.

El "kingfish" es un pajarito con plumas grises y plumas color turquesa es precioso. Hay largartijas robustas que vienen sigilosas a revisar sobre nuestra mesa de la terraza si quedó algo para ellas. Hay pollos y gallinas que escarban todo el día como en todas partes. Hemos visto pocas arañas, muy pocos mosquitos

Leyendas de la Isla

En 1942, durante la ocupación japonesa en el Sud Este Asiático, HOGA fue una prisión de los japoneses. Estos malvados, masacraron a sus prisioneros y los dejaron morir de hambre. No quedando ni uno vivo.

Se cuentan muchas leyendas sobre esta isla color rosa. Se dice que está poblada de fantasmas. A los que los isleños ven ciertas noches.

En Hoga, los lugareños son animistas. Aunque oficialmente son musulmanes.

En esta isla color rosa no hay mezquita alguna. Sus gentes son pacíficas. No hay TV, ni teléfono, ni FAX, ni fotocopiadora, ni Internet.

Tampoco hay bicicletas ni motos porque no hay caminos.

En la Isla Hoga el que trabaja y le va bien, se compra una canoa o un bote, que usa para pescar y para ir de un punto a otro en la isla.

Hoga es color rosa

Pintando con los hijos de los gitanos del mar, observé que en sus dibujos ellos usan el color rosa en casi todos sus trabajos, debido a que HOGA , al amanecer y cuando se pone del sol se vuelve rosa…

FIN de HOGA la pequeña.

Juanita


comparte esta página en: