+
Sola por La Habana en la mañana. Después de mirar mi mapa me dirigí a la Calle Obispo. Me sentía bien, caminando por la ciudad de La Habana, pasando frente el Hotel Inglaterra, al Gran Teatro, etc.

Calle Obispo


La Habana, Cuba

  • Hotel Sevilla

18 de Enero del 2008

Me fui tempranito al Hotel Sevilla, que queda a un costado del Paseo El Prado, a mandarle un e-mail a la Dra. Niudis Cruz del Laboratorio Labiofam.

Hasta esta fecha, no tenía su confirmación de poder obtener el ESCOZUL para mi nieto, su mamá y para mi.

Le había avisado por e-mail que el lunes 21 de enero 08, iría a buscar los medicamentos y que al día siguiente regresaría a mi pais, Chile.

Fui a ese Cyber, porque tenía la seguridad que el correo llegaría a su destino.

Banda de Jazz junto a la Catedral de San Cristóbal

Seguí caminando, mirando todo, hasta que llegué a la Plaza de la Catedral donde estaban los músicos tocando melodías románticas cubanas que tanto me gustan.

La Habana - Bandas de Jazz Cubano
La Habana - Bandas de Jazz Cubano

Me costó caro. Medio Euro por minuto: 20 CUC. Unos $300 chilenos el minuto.

Tuve que comprar una tarjeta por el valor de 40 minutos, que podía usarme parcialmente en varios días.

El computador que usé era nuevo y funcionó correctamente.

La Calle Obispo

La Habana - Arq Francesa
La Habana - Arq Francesa

Después de mirar mi mapa me dirigí a la Calle Obispo.

Me sentía bien, caminando por la ciudad de La Habana, pasando frente el Hotel Inglaterra, al Gran Teatro.

Con la presencia de El Capitolio al fondo, los automóviles antiguos pasaban , la gente alegre, mucha gente de color caminaba. Me parecía estar dentro de una película.

Las tiendas, las librerías, una pequeña feria artesanal en Obispo son sólo para los turistas, para turistas con bastante dinero.

Entre a un café para descansar, para saborear una rica taza del café de la isla

Banda de Jazz junto a la Catedral de San Cristóbal

Al cabo de 2:30hrs de pasear y disfrutar lo bello y lo que fue bello tiempos atrás,, llegué a la casa de Martha Roche, donde me esperaba la Dra. María Conchita.


comparte esta página en: