+
Vamos navegando - Nuestro compartimento tiene 60 camas en hileras de de a 6. En el lugar que estamos, van 2 muchachas Alemanas y un ciclista Belga que viene de Pakistán.

Segundo viaje a Pulau Weh en el Pangrango


Carta para Carmen, mi hermana

  • Te cuento que pudimos alcanzar el Barco PELNI.

  • Vamos navegando.

  • Nuestro compartimento tiene 60 camas en hileras de a 6.

  • En el lugar que vamos van 2 muchachas alemanas y un ciclista belga que viene de Pakistán. Llegó ahí el 14 de Septiembre de 2001 y lo obligaron a salir inmediatamente en avión a BKK, Tailandia.

  • Este joven ha estado en muchos lugares del planeta. Su viaje terminará en Pulau Weh. Wim siempre lleva su bicicleta a cuestas, es simpático y amable.

  • En este sector se echó a perder la ventilación. Hace mucho calor. Creo que se nos avecina una noche difícil.

  • Ya limpiamos con loción repelente de mosquitos debajo de los colchones y también los colchones, para que no se nos suban las cucarachas sobre nosotros cuando estemos durmiendo.

Peces de Pulau Weh
Peces de Pulau Weh

  • Hemos notado que estos bichos se han hecho más resistentesn. Acaba de acercarse una de ellas a mi... ¡ La muy fresca!

  • Wim, el belga, conversa con unos pasajeros indonesios que van cerca de él. Esos reprimidos musulmanes a su vez, devoran con sus ojos negros a Claudi y Silke, las alemancitas. Ellas no saben si sentirse halagadas o molestas con esas miradas.

  • Mucho más allá va un valioso gallo de pelea . Está durmiendo.

  • Estoy imaginando qué garabatos saldrán de la boca de Stan cuando al amanecer el gallo de pelea espierte y salude el día.

  • Y el mulláh, sacerdote musulmán, a su vez, empezará sus oraciones, por micrófono, a las 5:00hrs de la mañana, al amanecer.

Peces en el mar de Pulau Weh
Peces en el mar de Pulau Weh

  • ¿Quién cantará primero? ¿El mulláh o el gallo de pelea?.

Te cuento hermana, el valioso gallo despertó primero. Veinte minutos antes que cantara el mulláh. Stan no echó garabatos !!!

Anoche dormimos bien, con bastante bulla. La temperatura fue bajando durante la noche, las cucarachas no volvieron, los programas de la TV terminaron.

A las 7:00 hrs de la mañana, Stan me trajo el desayuno. Un desayuno de "prisión", en una bandeja de lata abollada, una porción de arroz hervido, un trozo de una milimétrica omelette hecha con huevos en polvo y una salsa agüachenta muy picante.

A todo esto le vaciamos medio tarro de sardinas con salsa de tomate cada uno. ¡¡¡Quedamos muy felices !!!

  • Llegamos cerca del PUERTO de MALAHATI ,cerca de las 12:00 del día. No pudimos atracar porque habían 2 barcos de guerra ocupando el sitio del Pelni.

  • Vimos con desesperación como el ferry que debía llevarnos aql puerto de Pulau Weh (Isla Weh) se alejaba sin esperarnos. Ante dicha situación hubo muchas y trágicas conjeturas entre nosotros.

  • ¿Dónde pasaríamos la noche ?

-¿Habría que saltar desde el barco, con la mochila puesta, a algún botecito que nos llevaría a tierra ?

  • Habría que dormir en Banda Ache, ciudad en guerra, con tiroteos en día claro ?

  • Los parlantes del PANGRANGO dijeron finalmente: los barcos militares dejarán el sitio libre a las 13:30hrs.

Nos bajamos un poco después de esa hora y supimos con gran alegría que en 3 horas más llegaría el ferry a buscarnos.

  • Wim se fue pedaleando a Banda Ache, donde alojaría, a cambiar dólares americanos por rupias . Planeando llegar a Iboih Beach (playa en Isla Weh), estaríamos nosotros, al día siguiente.

  • El ferry llegó a la hora prevista. Nos bajamos en el Puerto de BALOHAN (Puerto en Pulau Weh) y compartimos un minibus hasta Iboih Beach.

  • Como mi mochila me pesa mucho, la dejé en casa de Linda, la señora lavandera y de su marido Assam, el pescador : amigos nuestros desde hace 3 temporadas. Gente buena y honrada que estuo contenta al vernos llegar.

  • Con Stan nos fuimos casi corriendo, subiendo y bajando por el sendero que nos llevó al "Hotel Yulia´s" . El cocinero estaba despierto y muy amable nos hizo de comer con cariño.

-¡ Habíamos viajado durante 42 horas...!

-Nos acostamos, estábamos en la playa de IBOIH, donde todavía va quedando " Un trocito de Paraiso ".

Juanita


comparte esta página en: